Esclerosis múltiple

Prueban una novedosa terapia oral para la esclerosis múltiple

Publicado hace 6 meses por Un ensayo para mí

El fenebrutinib  podría disminuir la progresión de la esclerosis múltiple primaria y la discapacidad en la esclerosis múltiple recurrente. Conoce cómo actúa esta píldora en el sistema inmunológico. 

Inmunoterapia oral para la esclerosis múltiple

Diseñado originalmente para tratar ciertos cánceres de la sangre, el fenebrutinib hoy se ensaya para evitar la progresión de diferentes enfermedades autoinmunes. Al frenar la acción de las células B del sistema inmunológico por medio de  un mecanismo distinto al que usan otros fármacos, el fenebrutinib podría convertirse en la terapia del futuro para pacientes con ciertos tipos de esclerosis múltiple.  

¿Cómo limita este fármaco la gradual progresión de la enfermedad neurológica? Su complejo mecanismo de acción se basa en inhibir la comunicación química de un par de células defensivas del paciente con esclerosis múltiple.  

En el organismo humano, las células o linfocitos B son un tipo de glóbulo blanco que se encarga normalmente de producir anticuerpos y citoquinas que intervienen en la respuesta inmunológica ante agentes patológicos invasores. Las células B también intervienen, junto a las llamadas “células mieloides” (macrófagos, células dendríticas, microglia),  en la activación de las células T, que constituyen el batallón defensivo último del organismo. 

¡Postúlate para participar!

En la esclerosis múltiple, sin embargo, las células B no sólo se ponen en marcha ante agentes infecciosos sino que también se activan –equivocadamente- contra la cubierta de mielina que protege a los nervios del sistema nervioso central, alterando la transmisión nerviosa progresivamente, hasta generar incapacidad en el movimiento de las extremidades, además de problemas de visión, fatiga, confusión y dolor. 

En este sentido, la esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune, donde las células del sistema inmunológico generan anticuerpos y otras medidas defensivas –como la inflamación- contra el propio sistema nervioso central. En este sentido, también, la esperanza está puesta en  los fármacos que pueden inhibir los procesos que llevan a cabo las células B. Pero es preciso aclarar que no todos los fármacos dirigidos contra las células B son iguales. El fenebrutinib actúa de manera diferente a los anticuerpos monoclonales anti- linfocitos B CD20 y tiene menos efectos adversos que el resto de los fármacos que se usan actualmente en esclerosis múltiple, según investigaciones preliminares. 

Nuevo tipo de inmunoterapia

La clave del fenebrutinib reside en su capacidad de inhibir a la enzima conocida como “tirosina quinasa de Burton” (BTK, por sus siglas en inglés) dentro de células inmunológicas del organismo. Esta enzima participa en una cascada de reacciones bioquímicas dentro de las células defensivas linfoides y mieloides que culmina en la producción de proteínas inflamatorias. 

La idea básica de los investigadores del laboratorio Genzyme (Roche) es que la inhibición de la comunicación química en las células inmunológicas frenaría la inflamación de los nervios periféricos tanto en la fase aguda como crónica de la esclerosis múltiple, lo que evitaría la progresión de la discapacidad en los pacientes con esclerosis múltiple progresiva primaria y en los pacientes con esclerosis múltiple recurrente, que padecen recaídas frecuentes.

Como el fenebrutrinib es una pequeña molécula que puede atravesar la barrera hematoencefálica que protege habitualmente al cerebro, los científicos también esperan que este fármaco, que se administra por boca diariamente, evite también la inflamación a nivel cerebral, disminuyendo síntomas cognitivos. 

Menos efectos adversos

La seguridad del fenebrutinib para inhibir la activación de dos tipos de células defensivas (los linfocitos B y las células mieloides)  ya fue establecida en ensayos clínicos de fase 1 y 2 realizados en distintas enfermedades autoinmunes. La tercera fase de los ensayos clínicos, cuyo objetivo es confirmar la efectividad del fármaco inhibidor de la BTK en cientos de voluntarios con esclerosis múltiple, se está realizando actualmente en distintas partes del mundo, e incluye a pacientes latinoamericanos con esclerosis múltiple primaria progresiva o recurrente. 

Hoy existen distintos ensayos de fase 3 con fenebrutinib. En la prueba del fenebrutinib en pacientes con esclerosis primaria progresiva, el fármaco experimental se compara con el ocrelizumab (un anticuerpo monoclonal que se administra a través de una infusión intravenosa) o con placebo (una sustancia inerte). En el ensayo de fase 3 del fenebrutinib en pacientes con esclerosis múltiple recurrente, el fármaco se compara con la tereflunomida (un tratamiento anti-inflamatorio oral) o un placebo. Los resultados de las fases 3 se conocerán en 2028 y 2025, respectivamente.

Los científicos apuestan a que el fenebrutinib tenga una acción beneficiosa para regular la respuesta neuroinmune con menos toxicidad que otros medicamentos y con un efecto que sea reversible. Hasta el momento, el único efecto adverso del fenebrutinib parece ser el aumento de enzimas hepáticas, que puede revertirse con el cese del tratamiento. 

Quizás lo más importante es que el fenebrutinib evitaría los efectos  secundarios que genera  la destrucción de los linfocitos B que provocan los fármacos anti-CD20 (como el rituximab y el ocrelizumab) y también los efectos adversos de los fármacos anti-TNK irreversibles, como el imatinib, que se asocian a arritmias cardíacas, hipertensión, hemorragias e infecciones, entre otros problemas. 

Postúlate ahora para participar de la investigación científica del fenebrutinib

Completa el formulario con tus datos para que podamos ponernos en contacto contigo

Acceder al formulario

En lugar de borrar del mapa a los linfocitos B, los investigadores sostienen que el fenebrutinib inhibiría sólo a aquellos que equivocan su rumbo en el cerebro, la médula espinal y los ojos. De este modo, la inflamación y la discapacidad progresiva encontrarían un límite, y la esclerosis múltiple dejaría de avanzar sobre el sistema nervioso de los pacientes.

POR: ALEJANDRA FOLGARAIT

Referencias:

Dolgin, Elie. BTK blockers make headway in multiple sclerosis. Nature Biotechnology. 11 Jan. 2021. https://www.nature.com/articles/s41587-020-00790-7

Oh, Jiwoh. Fenebrutinib in Multiple Sclerosis. 2021.  https://touchneurology.com/multiple-sclerosis/conference-hub/jiwon-oh-aan-2021-fenebrutinib-in-multiple-sclerosis/

Ringheim, Garth et al. Bruton’s Tyrosine Kinase (BTK) Inhibitors and Autoimmune Diseases: Making Sense of BTK Inhibitor Specificity Profiles and Recent Clinical Trial Successes and Failures. Front. Immunol., 03 November 2021. https://doi.org/10.3389/fimmu.2021.662223

Roche expands its multiple sclerosis portfolio with investigational BTK inhibitor fenebrutinib and initiates novel clinical trials for OCREVUS (ocrelizumab). News release. September 9, 2020. https://www.globenewswire.com/news-release/2020/09/09/2090572/0/en/Roche-expands-its-multiple-sclerosis-portfolio-with-investigational-BTK-inhibitor-fenebrutinib-and-initiates-novel-clinical-trials-for-OCREVUS-ocrelizumab.html