Esclerosis múltiple

El virus Epstein-Barr dispara la esclerosis múltiple

Publicado hace 6 meses por Un ensayo para mí

Conoce cómo actúa el virus Epstein-Barr para poner en marcha la enfermedad autoinmune años antes de que se manifieste.

Hallazgo científico: el virus Epstein-Barr dispara la esclerosis múltiple

Cuando, en 1964, Anthony Epstein encontró partículas virales en un tumor que estudiaba en su laboratorio inglés, pocos creyeron que el cáncer pudiera tener un origen viral. Mucho menos se imaginó entonces que este pariente del virus herpes –que se volvería famoso con el nombre de sus descubridores Epstein y Barr – sería en los años siguientes asociado con enfermedades tan disímiles como la mononucleosis, la artritis reumatoidea, la esclerosis múltiple y ciertos linfomas

Pero el año 2022 se inició con una noticia formidable: el virus Epstein-Barr ya no sólo es un sospechoso de intervenir en la esclerosis múltiple sino que también es su disparador principal. Si bien el rol causante  de la enfermedad que daña la cubierta protectora del sistema nervioso todavía no ha sido confirmado del todo, nuevas evidencias señalan al Epstein-Barr como el culpable principal de la enfermedad que afecta a más de 2,8 millones de personas en el mundo.

Origen viral de la esclerosis múltiple

Científicos de la Universidad de Harvard siguieron durante años la salud de diez millones de soldados estadounidenses y recogieron periódicamente muestras de su sangre para evaluar la presencia del virus HIV del sida. En más de 62 millones de muestras guardadas entre los años 1995 y 2013, los investigadores identificaron las de 801 soldados que desarrollaron esclerosis múltiple después de ingresar al servicio militar.

Analizando sus muestras de sangre, descubrieron que todos (menos uno) de los soldados ya estaban infectados con el virus Epstein-Barr (EBV) antes de comenzar con los síntomas de esclerosis múltiple. En promedio, el virus estaba presente en los militares cinco años antes de que fuera diagnosticada la enfermedad, según el nuevo estudio científico publicado en la revista Science.  

En muchos países de Latinoamérica, personas con esclerosis múltiple pueden postularse para participar de una investigación científica

Completa el formulario con tus datos para que podamos ponernos en contacto contigo

¡Postúlate aquí!

En cambio, los investigadores no encontraron mayor incidencia de otro virus que se consideraba un candidato para causar la esclerosis múltiple y que también se transmite por saliva, llamado “citomegalovirus”. Tampoco otros 200 virus asociados a enfermedades fueron encontrados significativamente en las muestras de los militares con esclerosis múltiple. El EBV fue el único virus presente en casi todos los soldados con la enfermedad autoinmune.

Según estimaron los especialistas liderados por Alberto Ascherio, profesor de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, si una persona se infecta con el virus Epstein-Barr, su riesgo de desarrollar esclerosis múltiple aumenta 32 veces respecto de los que nunca tuvieron un encuentro con este virus. 

¿Significa esto que el EBV es la causa de la esclerosis múltiple? Probablemente sí, pero habría que aclarar que este virus no es la única causa. De hecho, el 95% de la humanidad se ha infectado con el EBV en algún momento de su vida, pero no por eso ha sufrido una mononucleosis  o ha desarrollado una esclerosis múltiple.

Puede interesarte: Tiene esclerosis múltiple y participa en un ensayo clínico: “Empecé a notar cambios en mi cuerpo”

Lo que sí muestra la investigación médica norteamericana es que tener el virus Epstein-Barr es uno de los factores que conducen a la enfermedad que ataca  el recubrimiento protector (mielina) de los nervios centrales del organismo. Los otros factores pueden ser genéticos o ambientales.  

El poder secreto del virus Epstein-Barr

¿Cómo es posible que un virus que resulta inofensivo y se mantiene latente en la mayoría de la gente sea capaz de desencadenar una enfermedad progresiva del sistema nervioso en 1 de cada 3.000 personas? Los científicos todavía no lo saben con certeza, pero muchos apuestan a que el virus pone en marcha un ataque de las propias células defensivas del organismo contra las neuronas que fabrican la cubierta de mielina, generando inflamación y daños en las vías de transmisión nerviosa.

Esta hipótesis acaba de confirmarse en principio. De acuerdo con un pequeño estudio científico, publicado en la revista Nature , el virus Epstein-Barr imita a una proteína que se produce en el cerebro y en la médula espinal. Entonces, las células del sistema inmune que tienen el “recuerdo” de haber reaccionado una vez contra el virus –llamadas células B- terminan produciendo anticuerpos contra las propias células que recubren al sistema nervioso central (mielina).

“Una parte de una proteína del virus (EBNA1)  imita a una proteína que se encuentra en la capa protectora de los nervios, llamada GlialCAM ”, explica William Robinson, profesor de Inmunología y Reumatología en la Universidad de Stanford, Estados Unidos. “Esto significa que, cuando el sistema inmune ataca al virus EBV para eliminarlo, termina atacando a la proteína GlialCAM en la mielina”.

“Es la primera vez que se muestra concluyentemente que un virus es el disparador de la esclerosis múltiple”, se entusiasma el neurólogo Lawrence Steinman, quien también participó en el estudio de Stanford. “Este hallazgo abre nuevos caminos para los ensayos clínicos de tratamientos en esclerosis múltiple”.

El descubrimiento del mecanismo de imitación molecular del virus Epstein-Barr no sólo corrobora la íntima relación entre el virus y la esclerosis múltiple sino que también abre la puerta a nuevos tratamientos  farmacológicos y a una potencial vacuna. “Actualmente no hay una forma efectiva de prevenir o tratar la infección por el virus Epstein-Barr, pero una vacuna anti-EBV o un tratamiento antiviral específico podrían eventualmente prevenir o curar la esclerosis múltiple”,  anticipa Ascherio.

Por: ALEJANDRA FOLGARAIT

Referencias:

-Bjornevik K, Cortese M, Healy BC, Kuhle J, Mina MJ, Leng Y, Elledge SJ, Niebuhr DW, Scher AI, Munger KL, Ascherio A. Longitudinal analysis reveals high prevalence of Epstein-Barr virus associated with multiple sclerosis. Science. 2022 Jan