Esquizofrenia

Esquizofrenia en la familia: testimonio de una madre cuidadora

Publicado hace 15 días por Un ensayo para mí

Esta enfermedad mental puede implicar varios desafíos, tanto en la vida del paciente como en la de sus cuidadores. Conocé cómo es convivir con un hijo con esquizofrenia.

Cuando el hijo de Sarah Nicolleli fue diagnosticado con esquizofrenia hace más de 14 años todo cambió. Al ser una enfermedad que suele pasar por alucinaciones visuales y auditivas, como también por brotes repentinos que pueden requerir hospitalización, la presencia de los cuidadores es fundamental. Y, en ese sentido, es esencial el rol de la familia y seres queridos para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Sin embargo, la familia de un individuo con esquizofrenia suele estar sometida a mucho estrés. Incluso suelen tener peor calidad de vida y más depresión que el resto.

¿Cómo enfrentar el diagnóstico de esquizofrenia de un hijo?

“Un día tuvo un brote psiquiátrico y ahí comenzaron las señales de alerta”, comentó Sarah. Quedó internado por un período, donde los médicos le dijeron que su hijo tenía esquizofrenia. Al principio le costaba admitirlo, pero no bajó los brazos.

A pesar de estar solo acompañada de su hija, comenzó a buscar todo tipo de información y ayuda: “tuve que enfrentarlo todo prácticamente sola. Cuando tenía que salir a trabajar, porque era el único aporte económico, lo debía dejar solo. Hasta que fui encontrando las estrategias”.

¿Cómo ayudar a mi hijo con esquizofrenia?

Los pacientes con esquizofrenia pueden tener dificultades en llevar una vida autónoma. “Hay que comprender que la persona no es la enfermedad. Por un lado está tu hijo y por el otro la esquizofrenia“, reflexiona Sarah. Por eso es importante acompañarlo en todo momento, “sobre todo en los momentos en los que no quiere tomar la medicación, se retrae o no quiere ir al turno con el psiquiatra”.

Cada paciente es una realidad diferente y los cuidadores deben convivir con los períodos de enfermedad aguda. Pero es importante que cuenten con una red de lazos sociales y apoyo económico.

Puede conocer más sobre: Esquizofrenia y estigma social

Unir lazos con otros cuidadores

La asociación Mãos de Mães de Pessoas com Esquizofrenia nació en 2018 ante la necesidad de poder compartir su conocimiento y experiencia con otros padres cuidadores. “Comenzó a sumarse mucha gente, de todas partes de Brasil, de otros países inclusive, que buscaban un apoyo”, mencionó Sarah.

Han acompañados a cientos de familias a lo largo de los años, brindando soporte en los ámbitos terapéuticos, psicológicos y jurídicos. Además, difunden investigaciones médicas para pacientes con esquizofrenia.

Puedes conocer más sobre la importante labor de Sarah en la página web de AMME.