Ensayo clínico

Los 4 derechos de los pacientes de ensayos clínicos

Publicado hace 9 meses por Un ensayo para mí

Los pacientes voluntarios de ensayos clínicos tienen absoluta autonomía, la cual está resguardada por 4 derechos ¿Quieres conocer cuáles son?

Los 4 derechos de los pacientes de ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios de investigación médica en el que participan miles de personas alrededor del mundo. Según la fase de investigación, los voluntarios pueden ser o no pacientes de la patología para la que se estudia nuevo tratamiento. 

Estos estudios científicos tienen como objetivo demostrar cómo funcionan las nuevas drogas en las personas: si son seguras y eficaces y, además, pueden mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Los ensayos clínicos son la única manera que tiene la Ciencia de comprobar la eficacia y seguridad de los nuevos tratamientos, aprender cómo prevenir y tratar los síntomas de las enfermedades y advertir efectos secundarios de las medicaciones.

Para poder llevarse a cabo, los ensayos clínicos deben contar con la aprobación de las entidades regulatorias de cada país y de los Comités de Ética, quienes velan por la seguridad e integridad del paciente.

Puede interesarte: Las 4 fases de un ensayo clínico: ¿cómo se descubren los nuevos medicamentos?

Los 4 derechos que resguardan y protegen la autonomía de los voluntarios de investigaciones médicas: 

1°. Todos los voluntarios de ensayos clínicos tenemos derecho a que se nos informe  acerca de los posibles riesgos y potenciales beneficios del protocolo de investigación del que participamos.

2°. Todos los voluntarios de ensayos clínicos tenemos derecho a retirarnos de la investigación médica en cualquier momento y sin ningún perjuicio.

3°. Todos los voluntarios de ensayos clínicos tenemos derecho a poder hablar abiertamente del protocolo con los investigadores médicos que lo llevan a cabo y a hacerles cualquier consulta al respecto.

4°. Todos los voluntarios de ensayos clínicos tenemos derecho a recibir el tratamiento y la atención médica en forma gratuita.

Toda esta información se le ofrece al paciente mediante un Consentimiento informado, un proceso durante el cual un profesional explica al paciente, en forma verbal y escrita, las características del ensayo clínico del que desea participar. Una vez que el voluntario comprendió todos los puntos y decide seguir adelante, debe acreditarlo con su firma en el Consentimiento informado.